27 de agosto de 2013

TIBURÓN QUE ES CAPAZ NADAR Y CAMINAR

Hace millones de años que la evolución en la naturaleza tiene efectos y muy probablemente los primeros anfibios que tuvieron la oportunidad de llegar primero a las orillas de las áreas de donde habitaban para después explorar de poco a poco en los terrenos libres de agua pudieron en algún momento tener inicialmente un aspecto semejante al de esta variedad de tiburón, es decir, andaban debajo del agua usando sus extremidades para luego darles provecho en suelo firme. Dos años después de que Darwin publicara su teoría de La Evolución de las Especies en la que cuenta que debería haber una especie intermedia entre los reptiles y las aves vio con alegría como en unas cuevas de Alemania (en 1861) fueron localizados los vestigios de un Archaeopteryx. La evolución no es es mejorar, es simplemente adaptación a las condiciones dictadas por el ambiente, por lo que si bien estos procesos siguen vigentes en la naturaleza como en antaño lo que podemos apreciar en este caso es quizá una etapa en progreso de como una especie está en vías de un cambio que no comprenderemos enteramente hasta mucho después, ya que estos procesos duran a veces mucho tiempo para cristalizarse.  

Esta especie de tiburón puede nadar si lo necesita, sin embargo prefiere utilizar sus aletas pectorales para desplazarse en el fondo marino, así lo descubrió un grupo de investigadores liderados por Gerald R. Allen, un ecologista que se ha dado la tarea de estudiar el comportamiento de los tiburones.

La particular especie, bautizada como "Hemiscyllium halmahera", fue hallada en Ternate, Halmahera, 'caminando' entre corales. No es el primer tiburón andante que descubren los investigadores, que ya han descrito en una decena de especies de esta familia de escualos, así lo publica El Mundo.es.



Su aspecto ha sido comparado con otras especies de tiburón, como el "Hemiscyllium freycineti" o "H. galei", descrito en 2008 por el mismo investigador. Ambos tienen el cuerpo cilíndrico recubierto de manchas de color marrón y naranja y se desplaza en el fondo marino caminando.

Estos se alimentan de pequeños peces y suelen pasar bastante tiempo descansando.Tienen un tamaño relativamente pequeño, pues los ejemplares más grandes no suelen superar los 120 centímetros cuando son adultos.

Una teoría tiene que ser capaz de hacer predicciones, de ser replicada por otros, de ser puesta a rigurosas pruebas para ver si efectivamente es capaz de mantener como real lo que describe, y no solo de quedarse con más dudas que respuestas y además de detallar sus alcances y limitaciones. Estoy seguro de que además del ya fallecido francés Jaques Yves Cousteau, ese otro viejo naturalista inglés, también estaría fascinado de ver este vídeo.

video


Fuente:

Para saber más:

No hay comentarios:

Publicar un comentario