2 de septiembre de 2014

EL Héroe - Algunas definiciones


El HEROE MODERNO: en el siglo XIX la palabra héroe 
designaba al personaje principal, tanto para la tragedia como para la 
comedia. El héroe que en la antigüedad greco-latina protagonizaba la 
tragedia era de origen noble, en cambio en el siglo XIX pierde este 
origen noble, razón por la cual la crítica literaria afirma que sus 
acciones no son ejemplares y que los conflictos que padece son 
similares a los que sufren los espectadores/lectores en su vida 
cotidiana. La pérdida de la dimensión trágica del héroe continúa 
hasta el teatro actual y los héroes sufren -como en el caso de los personajes centrales de las obras del 
dramaturgo Bertolt Brecht - contradicciones, porque ven tambalear o destruirse sus sistemas de 
valores y no pueden hacer nada al respecto. Al componer este tipo de héroe, Brecht tiene como 
objetivo -a diferencia de la tragedia clásica-evitar en el público la identificación y la catarsis, ya que 
no las considera motoras del cambio social [técnica del distanciamiento: Brecht planteaba que el 
espectador debía experimentar un distanciamiento crítico de lo que vivenciaba el héroe-protagonista 
de la obra, por el cual podría “comprender”, en lugar de sentir miedo, y conocer los motivos y 
analizar, en lugar de sentir pena. 


EL Antihéroe 
· En cine, historieta y literatura un antihéroe hace referencia a un personaje de 
ficción que tiene algunas características que son antiéticas comparadas con las 
del héroe tradicional. 
· Un antihéroe en los libros y películas actuales generalmente realizará actos que son 
juzgados "heroicos", pero lo hará con métodos o intenciones que no lo son tanto. 
· El uso actual de la palabra es muy reciente y su significado primario ha cambiado en 
alguna forma. El significado original de la palabra es la de un protagonista que es 
ineficaz y desgraciado, en vez de ser resuelto y determinado. 
· En algunas instancias el antihéroe ha venido a referirse al protagonista de una 
obra cuyas acciones o motivos son cuestionables. 
· También es el protagonista desprovisto de las cualidades extraordinarias (belleza, 
integridad, valor...) con las que habitualmente se presentaba el héroe en los relatos 
épicos. 

Las primeras novelas protagonizadas por antihéroes son el Lazarillo de Tormes y El ingenioso 
hidalgo Don Quijote de la Mancha. 
Características del antihéroe:
El antihéroe puede ser: antisocial, muy inteligente, enajenado, cruel, desagradable, 
pasivo, lamentable, obtuso, o simplemente ordinario. 
Cuando el antihéroe es el personaje principal en una obra de ficción la obra frecuentemente 
lidiará con el efecto que su atroz personaje tiene en aquellos a quienes conoce a lo largo de la 
narrativa. En otras palabras, un antihéroe es un protagonista que vive por la guía de su 
propia brújula moral, esforzándose para definir y construir sus propios valores opuestos 
a aquellos reconocidos por la sociedad en la que vive. Adicionalmente, la obra puede 
representar cómo su personaje cambia a través del tiempo, ya sea tendiendo al castigo, el éxito 
no heroico, o la redención. Además de estas "cualidades" hace falta nombrar que el antihéroe 
es de esta manera debido a que su pasado fue doloroso o cruel y que esta(s) tragedia(s) le da 
origen a su personalidad y una perspectiva distinta a la de los héroes o villanos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario